SOBRE LAS INJUSTICIAS COTIDIANAS

“Me violentaron, fui arrastrada de los pelos en medio de la plaza hasta la patrullera”

Anuncios

“Estaba con una amiga fumando en una plaza, apenas tenía para un fino (aproximadamente 2 gramos de marihuana). Me violentaron, fui arrastrada de los pelos en medio de la plaza hasta la patrullera”.

Es parte de la terrible historia que nos cuenta una persona que, por temor a represalias, prefiere ocultar su identidad.

Y continúa con su relato:

“Eran agentes de investigaciones, todo el tiempo les dije que la ley 1340/88 me ampara, que no necesito un carnet de <ADICTA> porque no lo soy. Obviamente no les importó mi argumento, me acusaron de rebeldía, obstrucción del procedimiento y aparte se burlaron de nosotras”.

Este es uno de los miles de casos de abuso de poder que se repiten día tras día, semana tras semana, con los fumadores de cannabis. Y uno se pregunta ¿hasta cuándo tanta impunidad y maltrato por elegir fumar una flor?

Además de ser humillada y denigrada le pidieron tres millones de guaraníes a sus padres, dinero con el cual no contaban ya que la madre se dedica a labores domésticas y su padre a la albañilería.

“Mis padres no iban a poder conseguir tres palos de la nada (refiriéndose a los tres millones de guaraníes) y si así fuera, no quería que lo hagan ya que desprecio todo tipo acto de corrupción” señala la persona.

Todos lo sabemos, si te agarra la cana (policía), no importa cuán informado estés sobre tus derechos, ellos son “la ley”, supuestamente están para cuidarnos pero su función se reduce a extorsionarnos, humillarnos y coimearnos.

“Gracias a no pagar y a ser una <REBELDE> fui privada de mi libertad por 9 días, la fiscalía presento una fuerte acusación, pidieron 4 años de cárcel para nosotras” agrega.

El portar un “fino” automáticamente te convierte en delincuente y te deja sin derechos. Personas que trabajan, buscan un futuro mejor, APORTAN AL FISCO Y LES DAN DE COMER A ESOS LACRAS DE LA POLICÍA NACIONAL, no tienen derecho a un trato justo y humano cuando de tener marihuana en el bolsillo se trata.

La persona víctima de este vil acto de extorsión ahora cuenta con medidas alternativas a la prisión, todo por portar 2 gramos de la hierba. “Quiero que la marihuana sea legal y que nos dejen de romper las pelotas” sentencia.

Desde QUIERO SER LEGAL, lamentamos y repudiamos profundamente todo tipo de atropellos, abusos y denigraciones a los que son sometidos compañeros que son tratados como delincuentes por ser consumidores de una planta.

Y seguimos firmes con nuestras exigencias:

¡NO MÁS PRESOS POR PLANTAR! ¡NO MAS PRESOS POR FUMAR MARIHUANA!

12933089_1691205804433309_1953264911951849493_n
Imagen referencial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s